Federación Española de Familias Numerosas

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Para más información sobre las cookies y su uso, visita nuestra sección de POLÍTICA DE COOKIES.

Continuar navegando Ver política de cookies

Entidad declarada de utilidad pública Facebook    Twitter    Twitter    Instagram
 
  
Error planteamiento salida niños  

Familias Numerosas considera un error el planteamiento de salida de los niños: "Ni es lo más seguro ni lo más saludable"

  

La Federación Española de Familias Numerosas ha recibido con sorpresa las condiciones en las que se producirá la salida de los niños a partir del próximo día 27, y considera que el planteamiento que ha hecho el Gobierno es un completo error. A juicio de la Federación, llevar a los niños a la compra no es lo más seguro y choca frontalmente con el objetivo principal que debería perseguir esta medida, que es permitir a los niños estar al aire libre para garantizar su correcto desarrollo físico y mental tras semanas encerrados entre cuatro paredes.

La salida de los menores, anunciada el pasado sábado por el presidente del Gobierno, y que se ha detallado hoy tras el Consejo de Ministros, se concreta en que los menores de 14 años podrán salir a la calle acompañando a uno de sus padres a hacer las actividades permitidas para la población general en el actual Estado de Alarma -ir a comprar comida, al médico, a la farmacia, al estanco o al banco-, pero no podrán salir a la calle simplemente a pasear, como se había planteado inicialmente.

La FEFN considera que este planteamiento no tiene ningún sentido porque los niños necesitan respirar aire fresco y tomar el sol, es decir, “estar en la calle, y no en sitios cerrados, donde además hay mucho más peligro de contagio”, señala la vicepresidenta de la FEFN, Ana Cía. En este sentido, la FEFN destaca las condiciones especiales que hay ahora mismo para hacer la compra en los supermercados: tener que hacer colas en la calle, guardando una distancia de seguridad de más de un metro, que se puede demorar durante mucho tiempo; entrar con todas las precauciones de guantes, mascarillas, etc. “Esto ya es incómodo para un adulto y no es del todo seguro. Nosotros lo hacemos porque no tenemos más remedio y vamos extremando las precauciones, pero llevarte a los niños para que pasen por eso no tiene sentido, y menos cuando lo que se necesita es que estén al aire libre para compensar todo el tiempo que han estado encerrados, sobre todo los niños que viven en pisos en los que ni siquiera hay balcón o viviendas interiores con poca luz. Un supermercado es una zona de riesgo, especialmente si hablamos de niños pequeños que se mueven mucho y no es fácil controlar que no toquen las cosas”, explica la vicepresidenta.

Una medida que ya existía

De hecho, que un niño vaya al supermercado con su padre o con su madre es una medida que ya está permitida dentro del Estado de Alarma. El Gobierno tuvo que autorizarla como solución excepcional para aquellos casos en los que no había otra opción, por ejemplo, para familias monoparentales o en las que uno de los dos progenitores trabaja fuera por ser servicio esencial y el otro no tiene con quien dejar a los niños. “Es algo que se puede hacer, pero cuando no queda más remedio, y eso ya lo dice todo”, destaca Ana Cía.

Volver