Federación Española de Familias Numerosas

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Para más información sobre las cookies y su uso, visita nuestra sección de POLÍTICA DE COOKIES.

Continuar navegando Ver política de cookies

Entidad declarada de utilidad pública Facebook    Twitter    Twitter    Instagram
 
  
 

Las ayudas familiares, por debajo de la media de la UE

  

Con el inicio del año 2011 España se ha convertido en el país de la Unión Europea que menos ayudas presta a la familia. La política de supresión de gastos sociales llevada a cabo por el Ejecutivo está causando serios estragos a las familias, que cada vez se ven más apuradas para sacar a sus hijos adelante y llegar a fin de mes. La supresión de los 2.500 euros del «cheque bebé» y la decisión de aplazar la ampliación del permiso de paternidad son los últimos ejemplos. Fuente: La Razón.

«Estas medidas son un paso atrás, ya que si antes la ayuda a las familias en España era mínima, ahora es prácticamente nula; además queda demostrado que el Gobierno no apuesta por la familia», admitía a LA RAZÓN Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar. En la misma línea se mostraba su homóloga de la Federación Española de Familias Numerosas, Eva Holgado, que denunciaba que «el PSOE vuelve a apretar el cinturón de las familias, alejando a España todavía más del entorno social europeo».

Es en la comparación con los 27 países de la UE donde se constata la escasa cobertura que reciben los hogares. España dedica el 1,2% de su PIB a ayudas a la familia, cifra muy inferior a la media europea (2,1%). Estos datos contrastan con el 3,9% de Dinamarca, el 3,7% de Luxemburgo y el 3% de Alemania, Finlandia y Suecia, que están a la cabeza. Si hablamos de euros, el ranking lo lidera Luxemburgo, que ofrece ayudas de hasta 2.158 euros. Tras él aparecen dos países nórdicos: Dinamarca (1.353) y Suecia (933), que reflejan una apuesta clara por las políticas sociales. Todo lo contrario ocurre en España, que con 212 euros se sitúa por debajo de la media.

Prestaciones limitadas

A pesar de que en la gran mayoría de países europeos no existen restricciones para recibir ayudas familiares, España sí que presenta serios problemas. La edad de los hijos, que las madres tengan un empleo o que España sea el único país que grave las prestaciones son algunos de ellos. Sin embargo, la principal restricción radica en la renta. Si la familia supera los 12.000 euros anuales no tendrá acceso a ayudas, lo que supone que un hogar cuyos progenitores ganen el salario mínimo interprofesional no podrá beneficiarse de estos cobros. De hecho, sólo acceden a ellos el 11% de las familias.

En el ámbito de las bajas remuneradas por maternidad España también deja mucho que desear. La legislación vigente permite hasta dieciséis semanas de permiso, lo que nos sitúa en el octavo puesto en Europa. De nuevo son las naciones escandinavas las que se sitúan en la cima: las madres suecas gozan de permisos de maternidad de hasta 96 semanas, mientras que las noruegas disfrutan de 52.

 

Volver